Han leído nuestras reviews:

lunes, 15 de octubre de 2012

30- BLACK SABBATH "Born Again"


 
A riesgos de ser considerado un sacrílego -tratándose de BLACK SABBATH eso no es un problema-, quien escribe estas líneas no vacila en afirmar que "Born Again", publicado en Europa en agosto de 1983, se transformó con el paso del tiempo, en el mejor disco de los creadores del Heavy Metal, Tony Iommi & Cia.. Ni el emblemático Ozzy, ni el maravilloso Dío, mucho menos el excelente Tony Martin. No señores: el mejor álbum de la legendaria Bruja Negra fue grabado por Ian Gillan. El único, además, que contó con el cantante de Deep Purple en las vocalizaciones.

"Born Again" fue registrado en los Estudios Manor, de Oxfordshire, y toda clase de historias -algunas probablemente verídicas, otras seguramente no- se tejieron en torno al disco. Comenzando por la tempestuosa relación entre Gillan y sus compañeros, ya que según dicen los conocedores, "Ian nunca estuvo demasiado convencido de unirse a BLACK SABBATH", principalmente por el mensaje negativo que la banda transmitía. Se decía que Gillan compartía lo mínimo indispensable con Tony Iommi, Geezer Butler y Bill Ward. Incluso, él no quería ser considerado un miembro estable de BLACK SABBATH, pero la discográfica Vértigo se lo exigió.

Otro punto muy saliente de "Born Again" es que fue el último full-álbum de estudio de la banda con Bill Ward en la batería, quien por esa época venía muy aquejado por sus problemas con el alcohol. Y otro detalle no menor es la portada, la cual fue diseñada a regañadientes por el artista Steve Joule. Joule -quien también estaba imbuído en el consumo de drogas y alcohol- estaba trabajando también con Ozzy Osbourne, y eso lo llevó a presentar un dibujo menor -teóricamente menor!- para que los músicos lo rechazaran, y no tener problemas con Ozzy. De hecho, Ian Gillan pensó eso, que el arte era totalmente horrible. Pero a Tony Iommi y Geezer Butler les encantó, de modo que contrataron inmediatamente a Steve Joule...

La mezcla de la placa fue considerada deficiente por la crítica especializada, y Geezer Butler fue culpado de tal hecho. Los críticos en general menospreciaron el disco cuando salió, pero con el paso del tiempo fue paulatinamente convirtiéndose en objeto de culto. Hasta el mismo Ozzy declaró que es su álbum favorito de BLACK SABBATH después de su partida.

"Born Again" contiene nueve canciones, variadas y contundentes. Parecen destinadas muy especialmente al timbre vocal de Gillan, quien pese a su desconfianza en la idea, se mueve como pez en el agua. Además de él y sus tres compañeros, en la grabación participa Geoff Nichols como tecladista invitado, quien aporta soberbios y oscuros climas al producto final.

Este soberbio trabajo arranca con "Trashed", uno de los temas más rápidos de la historia de BLACK SABBATH, del cual recuerdo perfectamente haber quedado sorprendido durante la primera escucha, debido justamente a su intensidad. Es uno de los dos tracks del álbum del cual se filmaron clips promocionales.
En segundo término aparece "Stonehenge", uno de los dos instrumentales de la placa, de apenas dos minutos de duración; los cuales le alcanzan para transformarse en una de las piezas más climáticas del grupo. Casi todo el trabajo lo realiza el teclado de Geoff Nichols.
"Disturbing the Priest" es a nuestro modesto entender uno de los puntos más altos de "Born Again". Endemoniadas risotadas y desgarradas vocalizaciones por parte de Ian Gillan dan forma a la ominosa atmósfera de este título. Luego del ataque inicial del primer minuto, la canción pasa a ser una típica obra maestra a las cuales BLACK SABBATH nos tiene plenamente acostumbrados.
"The Dark" es el segundo instrumental, una brevísima pero imponente intro que precede al mejor momento del registro: "Zero the Hero", el cual podría decirse que es el hit de presentación. Es la composición más larga, y pese a ello, de la misma se filmó un videoclip, al igual que de "Trashed". Excelente.
Luego sigue "Digital Bitch", otro tema más veloz que la media de las creaciones de BLACK SABBATH. Posee el clásico sonido del Heavy Metal de los 80's. Contundente.
Posteriormente tenemos el track que da nombre al álbum, que es a su vez la canción más lenta, aunque no comparable a las melosas baladas del tipo Scorpions, aquéllas pensadas para que los discos treparan en los charts. Impresionante la voz de Gillan, una constante de todo el álbum.
"Hot Line" es otro de los tracks más gancheros y poderosos. Veloz, en la misma línea de "Trashed" o "Digital Bitch". No le entra tanto al oyente en las primeras escuchas, pero luego se va transformando en imprescindible.
Por último, el cierre está dado por "Keep it Warm". Esta canción y la anterior son las únicas dos en las cuales no participa Bill Ward en la composición; el resto de los títulos son creaciones de los cuatro miembros en conjunto. La letra de "Keep it Warm" fue escrita por Ian Gillan para su esposa Bron. Es intensa, rebosa pasión y poder a cada segundo, otra de las grandes favoritas de quien escribe. El estribillo es una oda magnificada por el talento de uno de los más grandes cantantes de la historia de la música...

Para resumir: "Born Again" es un álbum al cual el paso de los años lo transformaron en leyenda. Algunos podrán decir que fue porque se fusionaron los talentos de BLACK SABBATH y Deep Purple, dos agrupaciones fundamentales para el historial del Hard Rock y el Heavy Metal. Otros creerán que fue por todos los motivos extra musicales que se pergeñaron en derredor... Nosotros diríamos que es debido a la enorme creatividad de sus composiciones, y a un Ian Gillan que no sólo se acopló perfectamente a la estructura de la vieja Bruja Negra, sino que brilló con una luz propia que el paso de los años no ha hecho otra cosa que agigantar...

Comentó: Javier Parente, para OXIDO.-

    

10 comentarios:

  1. Tremendoooooo Vynilo!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Oxido, les tiro un dato sobre el arte de tapa. Googleen "Depeche Mode New Life" en imágenes, se van a llevar una sorpresita...


    Otro dato: Cannibal Corpse hizo un cover enfermísimo de Zero The Hero, casi casi que parece un tema de ellos.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gran aporte! Personalmente, soy fan del Cannibal Corpse de la época de Chris Barnes, por lo cual el cover que grabaron para el e.p. "Hammer Smashed Face" me parece genial...

      Lo de la portada, conocía ese simple de Depeche Mode por este motivo, su similitud con la tapa de "Born Again"... Igual no se puede hablar de plagio en este caso... :)

      Eliminar
  3. Y ya que estamos les tiro otro dato. Como bien dice el informe la crítica destrozó al disco, y con sorna a la banda le decían "Deep Sabbath" o "Black Purple" justamente por el hecho de que Gillan cantaba. Además como a los conciertos de la respectiva gira iban fans de Purple (¡pero que no gustaban de Sabbath!) los Sabbath se vieron obligados a tocar temas de Deep Purple para contentarlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro excelente dato... Muchas gracias por aportar!

      Eliminar
  4. ... Y más datos locos. La frase Born Again alude a quienes se convierten al cristianismo, y se consideran a si mismos "renacidos" o "born again". De ahí la satírica tapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, de hecho en la edición argentina del álbum el título del mismo figura como "Renacer"... :D

      Muchísimas gracias por la data, saludos!!

      Eliminar
  5. ...el disco "dejado de lado" de Black Sabbath... jam{as entenderé el porque... Gillan en otra atmósfera... me sonó hermoso en mis años de botija, suena hermoso en mis años de veterano... sonará hermoso cuando parta al Parque de Los Quietos... amo mucho este disco... gracias x la info...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias a tí por dejarnos tu opinión, Jorge, la cual por supuesto compartimos.

      Un gran saludo!!

      Eliminar
  6. Discazo! Muy contemporáneo a lo que se venía escuchando en aquel entonces;inicios del thrash,Proto:-hardcore,black,death,speed.
    (UN HEAVY METAL CRUDO PARA LA OCASION)

    ResponderEliminar