Han leído nuestras reviews:

viernes, 22 de octubre de 2010

16- DyNAbyte "2KX"



Segunda producción discográfica de la banda de Metal Industrial que reúne a dos miembros de CADAVERIA en sus filas. La anterior grabación, "Extreme Mental Piercing" había significado un muy auspicioso debut, allá por el año 2004. Y creemos que también una notable influencia para bandas de distintos lugares del orbe que aparecieron imitando ese novedoso sonido, mixtura de guitarras metalizadas con maquinarias cibernéticas y futuristas.

Si aquél "Extreme Mental Piercing" nos había gustado mucho -especialmente por la indudable calidad de sus composiciones-, este flamante "2KX" no se queda atrás... al contrario!

El álbum -aparecido el 10 de octubre de este año, o sea... hace solamente doce días, y en exclusivo formato pendrive, para puerto USB- consta de doce poderosísimas y gancheras composiciones, no muy alejadas de las que integraban la obra previa.

La formación de DyNAbyte consta de Cadaveria (ex Opera IX, actal CADAVERIA) en las voces, John (también integrante de CADAVERIA, Necrodeath y Raza de Odio) en teclados y bajo; y LJ Dusk en guitarra y teclados. Por supuesto, la batería es programada, cosa que a nuestro entender, aporta mucho al estilo de DyNAbyte.

El listado de temas de "2KX" es el siguiente: "Equilibrium", "F.T.L.", "Normal", "Hereditary Neuronavigation", "Cold Wind of Fear", "Artmix", "Speed", "The Mummy" (primer single promocional), "I'm Not Scared", "Stones", "Wave" y "Blinded by my Light".

El estilo de dichas canciones navega en los fríos mares del sonido Industrial: mecanizado, computarizado y con tintes cibernéticos; pero sin perder jamás de vista las melodías, y con algunos jugosos arreglos que se hacen notar especialmente en "I'm Not Scared" o en "Blinded by my Light".

Pero bueno, pasemos a un breve resumen descriptivo de cada uno de los tracks:

1) "Equilibrium": Excelente comienzo del álbum. Típica canción hitera, con un estribillo pegadizo en el cual se luce la voz de Cadaveria. Una de las dos mejores piezas del CD.
2) "F.T.L.": Lenta, con una intro basada en vocalizaciones limpias. Pieza muy bien cantada, en ella se hace omnipresente el sonido Industrial.
3) "Normal": Una de las más veloces del disco, sino la más. A su vez, también una de las más metaleras. Con poca vinculación al costado más tecno de DyNAbyte.
4) "Hereditary Neuronavigation": Aquí se hacen muy presentes los toques Ñu Metal de la banda. Con buenos solos de guitarra y pocos vestigios industriales.
5) "Cold Wind of Fear": Tema de medio tiempo, muy cantado. La voz de Cadaveria se luce en el estribillo. Hay preponderancia del trabajo de la viola, aunque por momentos los músicos no logran evitar que la canción caiga en cierta monotonía.
6) "Artmix": Con una intro bien Industrial y un tratamiento vocal más agudo, nos pareció una típica composición de mitad de álbum.
7) "Speed": En ésta percibimos por vez primera arreglos casi bailables. La guitarra de LJ Dusk lleva adelante el peso del estribillo, y por ende, del gancho de la canción.
8) "The Mummy": Primer corte de difusión. Es un hit, y la guitarra vuelve a tener gran parte de responsabilidad en ello. Cadaveria le dá más lugar a las voces guturales.
9) "I'm Not Scared": Aquí se notan arreglos más pop que en el resto del CD. Es la pieza menos heavy de "2KX", aunque no prescinde de cierto tono épico en el estribillo. La voz por momentos se torna chillona y aguda.
10) "Stones": Posee una intro y una outro muy climáticas. Es muy melódica y hitera; la voz de Cadaveria se torna natural, más grave y muy poderosa.
11) "Wave": Tema de medio tiempo. Es bastante pesado, y sobresale el estribillo: gritado primero, cantado después.
12) "Blinded by my Light": Es la canción más larga del disco. Está compuesta por una intro de sonidos suaves, y a lo largo de sus casi seis minutos se perciben violas melódicas, heavys y poderosas. La voz realiza una labor calmada, y el track es realmente muy cantado. Digno cierre de "2KX", quizás el mejor tema del álbum.

Para resumir: el principal cambio que notamos en este segundo trabajo de DyNAbyte en relación al primero, pasa por las voces: menos growls y más cristalinidad. Cadaveria está cantando muy pero muy bien, y sus cuerdas vocales se lucen en estos doce títulos, marcando un bonito contraste con la fria modernidad del sonido Industrial.

Técnicamente el álbum es impecable (recordamos que fué íntegramente autoproducido por el trío), con una amplísima nitidez en el aspecto sonoro. El arte de tapa podría haber sido mejor, pero tampoco está nada mal.
Sin dudas, estamos ante uno de los mejores registros de este año 2010, que será seguramente también uno de los más destacados del género. Altamente recomendable para quienes se animen a experimentar lejos del territorio del Metal más tradicional.

Comentó: Javier Parente, para OXIDO.-

lunes, 30 de agosto de 2010

15- IRON MAIDEN "The Final Frontier"



“The Final Frontier” es el nuevo álbum -el número 15- de la legendaria y emblemática banda Iron Maiden.
Salió a la venta el 16 de agosto, después de haber esperado cuatro años sin que estos músicos británicos grabaran nada en estudio, desde su anterior “A Matter of Life and Death”.  Y considero que la espera valió la pena.
.
Antes de comentar el contenido musical de esta nueva obra, me gustaría hacer alusión a la portada -y arte en general- del disco:
Me parece que está muy trabajada la carátula, el estilo es muy llamativo y pintoresco, pero no creo que coincida con la imagen que siempre tuvo la banda. Como vemos, Eddie aparece, y en primera plana, pero perdió bastante de lo tradicional, es demasiado moderno; y al ser en formato 3D, contribuyó a que se pierda la escencia de las portadas clásicas de la agrupación inglesa.

El dibujante clásico de Maiden ha sido Derek Riggs, y creo que al no contar más con él, se pierde demasiado. Hasta “Fear of the Dark” dibujó todo él, y hasta ahí, me encantan todas las portadas. Para “The X Factor” y “Virtual XI”, la banda había contratado a otra gente para hacer las cubiertas, y creo que también se notó… no me parecen malas, pero no se comparan con los trabajos de Derek Riggs.
En “Brave New World” trabajan con Derek nuevamente, y a mi entender tal cosa no pasa desapercibida…la carátula de ese álbum es, sin dudas, muy buena. Y aquí terminó de colaborar este señor con la banda; según mi humilde parecer, ahí está la razón por la cual las tapas de los últimos CDs que han grabado no son tan perfectas.
.
El arte interno (del libro) no me pareció muy interesante tampoco, faltarían más Eddies y hay sólo una foto del grupo y se ve a oscuras, dándole un carácter de misterio espacial, tal cual muestra el concepto de este nuevo disco.
.
Hablando ya de lo más importante, lo musical: encontré muy ganchero y directo a este nuevo trabajo, a pesar del promedio de alrededor de ocho minutos de sus canciones. Lo compré la semana pasada, ni bien llegó a nuestra ciudad (asquerosa y monótona) de Chivilcoy, y todavía no puedo parar de escucharlo, sinceramente me sorprendieron… mis expectativas eran menores.

Las estructuras de las composiciones mantienen el estilo de las de "Brave New World" (parte de esto se debe a que siguen trabajado ya, desde hace diez años, con el productor Kevin Shirley). Me refiero a canciones normalmente largas, de ocho minutos en adelante, con introducciones de guitarras limpias, que luego cambian a poderosas y distorsionadas, para terminar nuevamente en forma lenta, o quizás también con cambios a sonidos limpios en el medio, o partes instrumentadas con cambios de ritmos también a la mitad, permitiendo que la música esté muy trabajada y arreglada.
No tienen desperdicio estos tremendos cortes que saben introducir, llenos de melodías y arreglos intrincados, dándole un toque progresivo. Una vez más, las tres guitarras se hacen presentes y se las puede distinguir muy bien, lo cual resalta aún mas esa característica de buena elaboración en las canciones.

Otro punto a destacar son las melodías de violas, que van sobre la voz de Bruce Dickinson; esto ya lo han sabido hacer desde hace mucho, y en este álbum hay bastante de ello, lo cual quedó verdaderamente bien, porque permite que los temas se tornen aún mas gancheros y den ganas de escucharlos sin parar.

El bajo de Steve Harris y la batería de Nicko McBrain marcan una rítmica muy contundente -como siempre!-, y los arreglos de ambos instrumentos son sensacionales, puro Heavy Metal del más bueno.

Y de la voz de Bruce… qué podemos decir? El hombre está cada día mejor, es asombroso su estado físico y vocal; me sigue poniendo la piel de gallina, no ha perdido fuerza en lo más mínimo, sigue cantando con amplio poder, y estirando su registro en limpio hacia lo más alto o agudo. Desde tal cosa, hasta escucharlo cantar notas mas graves de manera más tranquila y relajada, no perdemos nunca el gusto de seguir oyéndolo. Un genio Bruce! De más está añadir que es uno de los mejores y más influyentes cantantes de la historia del Metal. Uno de sus padres.
.
Haciendo un paneo en general por la lista de canciones: son diez temas, en este nuevo álbum de carácter conceptual que narra una odisea en el espacio; es el segundo registro conceptual en la historia de su carrera (el primero es “Seventh Son of a Seventh Son” de 1988, por si alguien no lo sabe).

Arrancamos con “Satellite 15… The Final Frontier”, la cual comienza con una intro bastante progresiva, que ambienta muy bien esta idea espacial y futurista del disco, donde se escucha una base de batería que juega mucho con el redoblante, acompañado por una base rítmica de violas y bajo; a la que le sumamos guitarras punteando entrecortadas. Luego sigue una especie de narración que interpreta Dickinson cantada sobre una base limpia, corta la intro y arranca la canción normalmente. Es bastante rockera y clásica, bien directa.
Le sigue “El Dorado”, una composición de estilo similar, que va al grano, y que junto con el primer track, fueron elegidas como cortes de difusión radial. A mi gusto no son las mejores del álbum, tiene títulos que las superan.
Continuamos con “Mother of Mercy”, muy buen tema, un poco más melódico y con una excelente introducción que combina guitarras limpias y distorsionadas, con un resultado muy logrado! 
Posteriormente, “Coming Home”, un título un poco gastado ya… Pretende ser de carácter más melódico, también casi como su anterior, y cuenta con un estribillo con mucho sentimiento, de ésos que podemos escuchar hasta siempre.
Luego tenemos la que considero la pieza más contundente y directa del disco, “The Achemist”, muy buen tema, en la vena de himnos como “The Trooper”.
Sigue “The Isle of Avalon”… una de mis preferidas! Tiene excelentes cortes y cambios, es una de esas canciones que arranca con voces calmas y violas en limpio. Parece que tuviera dos estribillos, como ya han sabido hacer en títulos como “Rainmaker”, en las que antes del estribillo hay algo -que no sé cómo definirlo, porque puente no es-, que da la sensación de ser otro estribillo previo. Esto hace que la pieza tenga muchísima caña, como dicen los españoles. Temazo!
Luego seguimos con “Starblind”, extensa y con introducción lenta, bastante interesante también.
Después, “The Talisman”: ésta arranca lento pero luego estalla, se pone bastante veloz y pesada, una de las más potentes del disco.
Posteriormente, “The Man who Would be King”, que dura 8':28'', pero no los notás, por el gancho que posee. Aquí Bruce canta las estrofas con una voz bien natural, de forma muy "hitera", y luego en el estribillo exige sus cuerdas vocales demostrando sus capacidades únicas, en una secuencia veloz y directa. Uno de los mejores temas del CD, según quién escribe.
Y para cerrar, tenemos a “When the Wild Wind Blows”, la cual dura once minutos, la segunda más extensa de la Bestia, detrás de “The Rime of the Ancient Mariner”, que llega a alrededor de trece. Pero tampoco se nota la larga duración de este título de cierre, ya que posee mucho atractivo. Aquí no escuchamos voces muy agudas, Bruce canta mas naturalmente todo el tiempo, y queda genial…es mi canción preferida del disco; la parte instrumental del medio tampoco decae, las melodías de guitarras y riffs son muy directas y se las disfruta muchísimo.
.
Conclusión final: Iron Maiden demuestra que está más vivo que nunca. A pesar de la antigüedad que tienen en el universo Metal, cada vez son más profesionales y nos acaban de entregar un muy buen trabajo; superior al anterior. Al calificarlo le pondría un 8,50.
.
La vieja escuela sigue pateando culos, lamentablemente dudo que surjan bandas como Iron Maiden, Black Sabbath, Judas Priest o Megadeth en un futuro cercano.
Gracias Steve Harris por tanta magia, UP THE IRONS!

Comentó: Iván Ruocco, para OXIDO.-

lunes, 5 de abril de 2010

14- LOGOS "La Industria del Poder"


Con la separación de V8 en el año 1987, se pone en marcha el proceso de creación más importante de bandas de Heavy Metal de la historia argentina, en cuanto a la calidad de las mismas. Cada uno de los ex músicos de la disuelta agrupación reencauzó las energías en sus nuevos proyectos. Ricardo Iorio creó Hermética, Osvaldo Civile, Horcas, y Gustavo Rowek junto a Walter Giardino Rata Blanca. En tanto Alberto Zamarbide, Adrian Cenci y Miguel Roldán continuaron unidos alimentando el misterio de lo que vendría. Recién en el año 1990, con el reclutamiento de José Amurín en las cuatro cuerdas, se devela la incógnita, dando nombre al proyecto.

Así se consolidaba Logos como la última creación de los ex V8. Con todo por ganar, la banda hace su pública presentación en el año 1991, editando dos años después nuestro disco fundamental: “La Industria del Poder”. Producido por Néstor “Pájaro” Randazzo, (que ha trabajado también con Hermética, El Reloj, Alakrán y un largo etcétera), el material fue grabado y mezclado en treinta y dos canales en Colombia Studio.
Las expectativas creadas estuvieron acordes a la calidad, y por ello la aceptación del público fue automática. Las encuestas del año 1993, realizadas por medios especializados, seleccionaron a “La Industria del Poder” como disco del año, a Alberto Zamarbide como mejor cantante, y el tema “Como Relámpago en la Oscuridad” como mejor canción.

Logos se muestra en su primer lanzamiento como la evolución natural de lo que hubiera sido V8 en los 90's, pero con un toque de distinción: el buen sonido. Alberto Zamarbide y Miguel Roldán han sido desde siempre personas comprometidas con las líricas, abarcando temáticas tan amplias como la religión, lo social y lo combativo. Al respecto, la agrupación se ha distinguido desde su gen, por las ingeniosas frases y/o estrofas poseedoras de la magia de resumir en pocas palabras, hechos y pensamientos de manera clara, comprometedora y ocurrente. Tal es el caso de “el silencio de los que callan pesa más que una lápida sobre sus mentes”… chúpense este aforismo!!!

En lo que atañe a las formalidades, la placa consta de ocho temas, con una duración total de cuarenta minutos. La grilla se compone de “Marginado”, “Cómo Relámpago en la Oscuridad”, “La Ultima Batalla” (con arreglos de guitarras acústicas y una duración de más de ocho minutos... toda una novedad para la época), “Memorias del Continente Nuestro” (instrumental), “No te Rindas”, “Ven a la Eternidad”, “En la Ciudad Violenta” y “La Industria del Poder”.
La obra navega en todo momento por el inmenso mar de la creatividad gracias a su novedosa propuesta, además de constar con sutilezas que la vuelven imprescindible para cualquier amante del estilo, como ser: las fotos del arte de tapa, correspondientes a la película “Metrópolis” (hoy transformada en objeto de culto) de Fritz Lang (fechada en 1926). Este adelantado film de ciencia ficción, basa su historia en una sociedad futurista donde los obreros, industriales en esencia, tienen prohibido salir de su guetto. Esta situación plantea una revolución liderada por un robot.

Pasados diesisiete años desde el lanzamiento del disco, la banda ha transitado por todos los estados, cambiando de músicos en diversas oportunidades, pero siempre manteniendo su núcleo duro: Roldán-Zamarbide. En la actualidad, junto a Marcelo Ponce en batería y Walter Scasso en el bajo, LOGOS pareciera haber encontrado una formación estable, permitiéndole completar una extensísima gira por todo el país, además de Brasil, Chile y Uruguay; editando a finales del año 2008 su último trabajo hasta la fecha: “A Través de los Tiempos”, otra obra maestra del Heavy nuestro de cada día.

Por si no quedó claro: LOGOS es referencia obligada a la hora de hablar de Heavy Metal hecho en Argentina. Y por sobre todo, un disparador de ideas y pensamientos para todo aquel que ose escucharlo.

Comentó: José M. Aicardo, para OXIDO.-

lunes, 18 de enero de 2010

13- SKILTRON "Beheading the Liars"


Sin lugar a dudas el Folk Metal viene en ascenso, tanto en popularidad como en calidad.
Durante estos últimos años, muchísimas bandas surgieron con un sonido y unas ideas realmente envidiables.
Estos grupos se caracterizaron por sus bases Death y Black Metal, mezcladas con instrumentos originarios de la región autóctona de la banda. Dándonos como resultado una música realmente hermosa y digerible.

Pero yendo a lo que nos concierne, hoy nos vamos a ocupar del segundo CD de una banda que luego de este trabajo, se afianza totalmente como exponente del género a nivel nacional, si es que aún no lo había logrado.
Estamos hablando de Skiltron y su “Beheading the Liars”.
No hace falta más que una oída para darse cuenta que estamos ante algo grande.
Realmente por su modo de sonar y vestir (polleras escocesas, entre otras indumentarias) nunca podríamos percatarnos de que esta banda sea oriunda de nuestro pagos.
La música rápidamente nos acerca a un tono festivo, haciéndonos olvidar por completo en sólo segundos, del frío clima nórdico, tan característico de este género.

La banda de Emilio Souto tiene entre sus líneas a uno de los mejores vocalistas de la Argentina, y eso queda atestiguado verso tras verso. Estamos hablando del gran Diego Valdez, cantante ya conocido por otras bandas como Helker y Eidillyon.
Sin exagerar, la calidad del disco es fantástica, manteniendo el nivel en todo momento y hasta dándonos la oportunidad de escuchar a Jonne Järvelä (de Korpiklaani) en “Praying is Nothing”.
Otra particularidad de la placa es la canción “Crides”, tema que consta de una versión acústica de “Calling Out”, cantada en occitan (lengua romance antigua, oriunda de Europa).
Por otro lado encontramos “The Vision of Blind Harry”, otro punto alto del CD, de la cual queda como anécdota la carta que recibieron los chicos de Skiltron, por parte de la directora del museo de Stirling felicitándolos por enaltecer el espíritu de Blind Harry (trovador escocés del siglo XV).
“Fast and Wild” también se coloca como uno de los puntos obligados cuando hacemos mención a la placa, brindándonos pegadizos coros y estribillos que decantan en grandes pogos durante las presentaciones en vivo de la banda.

Finalmente podemos decir que Skiltron, está a la altura de grandes bandas europeas, y no tiene nada que envidiarles a las mismas.
Si sos amante del género, este material sin duda tiene que estar en tu colección. Si al contrario sos un extraño en estas tierras, nada mejor que “Beheading the Liars” para hacerte amigo de las gaitas.

Comentó: Maurizio Folcini, para OXIDO.